cartaparatusalumnos

28 Jun Carta para despedirte de tus alumnos

Carta para despedirte de tus alumnos

Cada año cuando llegan estas fechas hay profesores que son conscientes de que sus caminos seguirán trayectorias distintas a las de sus alumnos. A veces porque su grupo cambia de profesor, otras porque se trataba de una sustitución y tiene los días contados, en otras ocasiones el profesor cambia de lugar de trabajo o incluso podría ser que se jubilara.

Sea como sea, es tan importante la forma con la que abrimos un curso como la forma en la que lo cerramos ya que nuestra memoria tiene un funcionamiento muy peculiar que nos permite recordar mejor los inicios y los finales  (técnicamente lo llamamos principio de primacía y de recencia).

Pues bueno, ya que empezamos el curso dándote ideas de cómo iniciarlo, hoy te daremos ideas de cómo cerrarlo de forma potente… ¡Y qué mejor que con una carta!

 

PARTES IMPORTANTES DE LA CARTA

A continuación comparto contigo las partes más importantes que esta carta podría tener y te daré un ejemplo de cómo podríamos desarrollar cada apartado:

  1. PEDIR DISCULPAS

Seguro que a lo largo del curso has dicho, pensado o hecho algo que ya molestado a alguno de tus alumnos por lo que sería importante pedir disculpas tanto por lo que has hecho de forma consciente como inconsciente y recordarles que como ser humano vulnerable, te comprometes a mejorar. Podría ser algo así:

Queridos alumnos, estamos a unas horas de despedirnos y seguir por un tiempo nuestros caminos. Pero no me gustaría irme sin deciros algunas cosas importantes. Me gustaría pediros disculpas por aquellas cosas que haya dicho o hecho que os hayan podido molestar de forma grupal o individual. Soy humana y aunque me gustaría que no fuese así meto la pata en algunas ocasiones. Os pido disculpas a todos en general pero me encantaría que si alguien se ha visto dolido por algo referente a mí, que me lo haga saber. Será la mejor oportunidad que tendré para mejorar como persona y como profesional”.

 

  1. AGRADECER LO APRENDIDO

Según la educación más tradicional cada uno tiene sus roles en un aula: uno enseña y otro aprende pero la realidad de nuestras aulas nos demuestran que esto no es así. El rol enseñanza- aprendizaje se intercambia continuamente de forma que el docente de convierte en muchas ocasiones en el aprendiz. Este punto es algo que les podemos agradecer:

“También me gustaría agradeceros todo lo que me habéis regalado durante este curso. En muchos momentos os habéis convertido en mis maestros: me habéis hecho recordar lo importante que es luchar con pasión por lo que uno quiere, me habéis hecho aprender de Xxxx [ponerles ejemplos reales de charlas compartidas en clase], me habéis hecho aprender de amistad, de disfrute, de pasión por la vida y mil cosas más. Me habéis hecho aprender incluso todo lo que me queda por mejorar como docente”.

 

  1. RESUMIR LO QUE HAS INTENTADO APORTARLES

Al finalizar una formación que ha sido duradera en el tiempo, también es interesante resumir con ellos aquello que has intentado aportarles. A lo mejor no has conseguido todos tus objetivos previstos pero es importante que sepan de algún modo cuáles eran tus intenciones a la hora de compartir este tiempo con ellos:

En cuanto a mi yo no sé qué os habré aportado, qué os lleváis de mí, de lo que sé o de lo que soy, sin duda he intentado daros lo máximo dentro de mis posibilidades cada día. Mi objetivo no ha sido simplemente que aprendáis xxxxxx [aspectos que tengan que ver con tu materia] sino mucho más que esto. El tiempo es ese bien tan preciado que no se puede recuperar por lo que espero que cada minuto que hayáis pasado en estas aulas, os hayan aportado algo. Además de conocimientos me gustaría que os hayáis llevado parte de mis valores, de mis actitudes, de mi forma de entender la vida y que esto os resulte útil para vuestro futuro”.

 

  1. CONECTARLES CON EL APRENDIZAJE

No hay mejor forma de despedirse de un grupo de alumnos que dejarlos conectados con el aprendizaje, con el descubrir, investigar y cualquier otra acción que les lleve a enriquecer su vida no solo de conocimientos en sí sino también de actitudes y habilidades:

Ahora tenéis el verano por delante[si no es un verano, diríamos el tiempo del que realmente van a disponer o incluso si no les volvemos a ver tendrán…¡la vida por delante!] por lo que me encantaría que no perdáis el gusto por aprender, por descubir, por investigar, por estar conectados con todo lo que os rodea. No hay mejor forma de estar vinculado a los otros y a la vida que esa habilidad que tenemos desde niños de querer saber y saber más allá”.

 

  1. OFRECER AYUDA: UN MAIL DE DISTANCIA

Si algo marca para mí la diferencia entre un gran maestro y uno “normal” es la capacidad de entregarse a esta profesión y darse a sí mismo más allá de las aulas. Para muchos docentes su trabajo acaba al cerrar un curso o una formación, en cambio, otros docentes acompañan a muchos de sus alumnos de por vida.

“Y bueno, sin duda ya os habéis convertido en parte de mis alumnos y a su vez mis maestros por lo que estaré encantada de ofreceros alguna ayuda en el caso que lo necesitéis en cualquier momento. Recordad que solo estaré a un mail de distancia[o un Facebook, o una llamada, etc. el medio desde el que te puedan conectar]”.

 

Reme Egea_Formación para docentes

Reme Egea

Maestra de Educación Física, Formadora en Habilidades Directivas y Gestión de Equipos, Psicóloga, Creadora del proyecto Train The Trainers, Conferenciante, consultora y socia de Proformación S.L.

Reme es una de esas atrevidas aventureras, de las que luchan por los sueños, una de esas apasionadas que nunca tira la toalla.

No Comments

Post A Comment