09 May 50 Consejos prácticos para ser un mejor docente

1. Dedícate a esta profesión si te enamora, no solo si medianamente te atraer, o te gusta un poco, sino solo si te apasiona.

2. Recuerda que cada uno de tus alumnos es distinto a otro, que no hay dos iguales.

3. Recuerda que incluso cada alumno es distinto cada día, y que tienes que estar dispuesto a ver cómo viene hoy.

4. Aprende a autocontrolarte de modo que no pierdas los papeles ante una situación de frustración.

5. Desconecta haciendo otras cosas cuando salgas del aula, necesitas recargar las pilas.

6. Vive los lunes como un día más de los que te quedan por vivir, y no como una carga.

7. Descansa, duerme las horas necesarias y recupérate para estar con energía en tus clases.

8. Lee, infórmate, curiosea e investiga para estar al día de cualquier tema que les pueda interesar.

9. Comparte con ellos tus sentimientos, tus emociones, sin más.

10. Aprende a hacerles críticas de lo que pueden mejorar 

11. Pídeles que cuando te vean cometer un error, que te lo digan para que puedas crecer como persona y como profesional.

12. No te vayas ni un solo día a casa sin darles un reconocimiento verbal por aquello que hayan hecho correctamente.

13. Encuentra algún potencial en cada uno de ellos, al menos algo que les haga ser únicos.

14. Discútele a tu jefe, a tu director, o a compañeros cualquier aspecto en la educación en el que no estés de acuerdo.

15. Innova con nuevas metodologías para que no pierdan el interés.

16. Asegúrate de que se van mejor de clase de cómo entraron.

17. Aprende de ellos, deja que se conviertan en tus maestros y maestras de por vida.

18. Investiga sus gustos por la música, sus aficiones, sus pasiones e introdúcelas en tus clases.

19. No les pidas deberes entre clase y clase solo que vivan, que experimenten y que disfruten…¿qué mejores deberes?

20. Mantente siempre como alumno de algo para que no desconectes de todos esos miedos que tenemos al ser aprendices.

21. Haz deporte o cualquier cosa sana que te permita descargar energía.

22. Pasa tiempo con ellos fuera del aula, antes de empezar, al acabar, en una pausa, pero que noten que para ti son más importantes que solo dentro del aula.

23. Invéntate nuevos espacios desde los que darles la clase.

24. Ten la capacidad de cambiar el rumbo de la clase si es necesario.

25. Dales más de lo que esperan de ti, siempre, que se vayan sorprendidos.

26. Supérate a ti mismo y demuéstrales que se puede crecer, aprender y conseguir cualquier cosa que se propongan.

27. Dales herramientas más allá de tu materia que les sirvan para su vida.

28. Deja de vez en cuando la clase en sus manos, que sean ellos el profesor. 

29. Respeta sus ritmos, rápidos, lentos, ¿qué más da?.

30. Hazles valorar el tiempo que tienen para todo en la vida porque es la única cosa del mundo que no recuperaran.

31. Crea actitudes colaborativas entre ellos en vez de que compitan.

32. Hazles competir, pero en la única competición sana que existe: contra uno mismo. 

33. Muéstrate vulnerable, no seas un robot, sino un simple ser humano.

34. Estate dispuesto a mejorar continuamente, sabiendo que siempre se puede llegar más lejos.

35. Seas ejemplo de cualquier cosa que les pidas: de educación, de respeto, de puntualidad, de ganas, de proactividad.

36. Recuerda esas palabras mágicas que a veces son olvidadas: por favor y muchas gracias.

37. Espérales y que no sean ellos los que gastan su tiempo para recibirte a ti.

38. No levantes la voz, utiliza otro modos para captar su atención.

39. Recuerda que si pierden la atención es tu responsabilidad, por lo que tendrás que enamorarles y encandilarles con aquello que les cuentes.

40. Busca ejemplos, anécdotas, experimentos que les hagan ser partícipes de lo que allí pasa.

41. Piensa fuera de la caja y encuentra soluciones creativas para resolver los problemas habituales con los que te encuentra.

42. Escucha activamente antes de hablar.

43. No pongas etiquetas, dales la oportunidad de ser y cambiar cada día que lo necesiten.

44. Llámales por su nombre y si son demasiados que lo lleven escrito en un post-it o similar. 

45. Cumple tu palabra, digas lo que digas, hazlo.

46. Crea con ellos normas de funcionamiento para que la convivencia sea una bonita experiencia.

47. Ayúdales a ser críticos, a debatir, a tener sus propias ideas y a no conformarse con lo primero que les cuentes.

48. Pide disculpas si te equivocas.

49. Crea cadenas de favores, hazles sentir que pueden mejorar la vida de otras personas que se cruzan en su camino.

50. Cambia el mundo de la educación, cualquier cosa que se pueda mejorar, está en tus manos.

Quizás te interese:

Reme Egea_Formación para docentes

Reme Egea

Maestra de Educación Física, Formadora en Habilidades Directivas y Gestión de Equipos, Psicóloga, Creadora del proyecto Train The Trainers, Conferenciante, consultora y socia de Proformación S.L.

Reme es una de esas atrevidas aventureras, de las que luchan por los sueños, una de esas apasionadas que nunca tira la toalla.

No Comments

Post A Comment