educandoparasuperarcelos

19 Jul Educando para superar celos

Educando para superar celos

La semana pasada te contamos cómo sin darnos cuenta, los adultos creamos situaciones en las que es muy fácil que se creen celos entre hermanos, a veces entre compañeros de clase, o entre otro tipo de iguales.

Hoy te daremos algunas estrategias que pueden serte útiles en distintos aspectos:

– Si tienes alumnos en clase que pasan por la experiencia de tener un hermano pequeño, te daremos ideas que puedes compartir con sus padres para superar esos celos con estrategias eficaces.

– Si eres padre y tienes o vas a tener distintos hijos, te puede venir fenomenal como brainstorming de estrategias.

– Si tienes amigos, familiares, conocidos, con este tipo de vivencia, puedes hacer algo por facilitarles la vida con esta información.

¡Vamos a ello!

BRAINSTORMING DE ESTRATEGIAS

Como te comentaba en el post anterior, aquella amiga se quedó con esa cara de “preocupación” de y ahora qué hago para solucionarlo. Evidentemente, después de darle tantos detalles de cómo se crean los celos entre hermanos por mi vivencia personal, también he desarrollado la capacidad de plantear soluciones y alternativas para que todo ello se convierta en una simple experiencia de aprendizaje.

Aquí están algunas de esas pequeñas estrategias que podemos llevar a cabo para invertir la situación:

  1. Consigue un poco de tiempo con el peque sola, fuera de casa haciendo algo en lo que él disfrute: no me refiero con los pequeñines, ni con tu pareja, sino solos tú y él o ella para que se sienta por un ratito tu único punto de atención.
  2. Consigue que también lo tenga tu pareja: igual que pasará contigo un tiempo único, busca el momento para quedarte tú con el otro y que sea tu pareja quien le vuelva a hacer sentirse único.
  3. Algo en plan trío: para completar el proceso, de vez en cuando dejas al bebé con otro cuidador y os vais solos con el mayor, justificando que el bebé no puede ir porque es demasiado pequeño. Por ejemplo al cine, a un parque, a la playa, la piscina o cualquier otro espacio. De este modo él podrá percibir que su hermano también inconvenientes por ser pequeño.
  4. Pídele que te deje un día por ejemplo ponerle el pijama, vestirle o incluso si hace falta darle de comer y se lo justificas con el simple hecho de que te hace ilusión. De este modo, sentirá que crecer no implica perder toda la cercanía y la ayuda de su persona favorita.
  5. Dedícale todos los días 15 minutos a sentarte a su lado mientras juega. No es preciso que estés jugando con él si no te lo pide, tan solo mírale sin atender al móvil ni a su hermano ni a nada más en el mundo.
  6. Continúa diciéndole que le quieres: que no se te olvide ni un solo día decirle que le quieres, que le amas, que es alguien muy especial y que enriquece tu vida cada día.
  7. No le des responsabilidades que no le corresponden de cuidado de su hermano: Puedes pedirle colaboración, pero no responsabilidad. A veces sin darnos cuenta le damos demasiadas responsabilidades para las cuáles no está ni quiere estar preparado por lo que no hay que olvidar que solo tiene 3 o 4 años.
  8. Jugar a algún juego donde él te pueda dar algo de comida a probar y tú a él. Que entienda que alimentar a su hermano, no es una exclusiva para el bebé sino que es una acción más en la que hay que ayudarle porque el otro no es capaz de coger una cuchara.
  9. No le justifiquéis el hecho de que tiene que hacer ciertas cosas porque es mayor sino porque es capaz de hacerlas. 
  10. Si en este momento de su vida no le apetece pasar noches o tiempo fuera de casa,  no le forcéis porque posiblemente necesita controlar que sus papis están ahí. Si no quiere ir a un campamento que no vaya; si está en casa de los abuelos y a mitad noche pide volver a casa, pues te vistes y vas a por él. Que sienta en todo momento, que os puede tener a su lado si os necesita.
  11. Encuentra todos los días algo por lo que lo hagas reír un rato: cosquillas, un juego,  hacer el payaso,  cantarle, jugar al escondite o lo que sea.
  12. Si en algo sientes que te equivocas, no te quedes ahí en plan machaque. Aprende para la próxima y continúa adelante. Creo que a ningún niño le gustan las madres perfectas ni los padres perfectos. Que esto no te quite ni por un segundo un minuto de disfrute con él o con ella porque recuerda que el tiempo que malgastes con esto, no volverá.

Hazme un favor, prueba alguna de estas herramientas y dime cómo te va. Mi amiga ya las está probando con mucho más éxito del que podría haber imaginado…

 

Reme Egea_Formación para docentes

Reme Egea

Maestra de Educación Física, Formadora en Habilidades Directivas y Gestión de Equipos, Psicóloga, Creadora del proyecto Train The Trainers, Conferenciante, consultora y socia de Proformación S.L.

Reme es una de esas atrevidas aventureras, de las que luchan por los sueños, una de esas apasionadas que nunca tira la toalla.

2 Comments
  • Marta Tudela
    Posted at 11:08h, 01 octubre Responder

    Gracias Reme!! Estos dos post son oro… Todavía estamos a tiempo de cambiar unas cuantas cosas!! Un abrazo,

    • Reme Egea
      Posted at 12:04h, 01 octubre Responder

      No unas cuantas, sino que por delante tienes la oportunidad cada uno de tus días de cambiar el rumbo en la vida de tus pequeñas, de hacer algo increíble por ellas, de educarlas, de quererlas, de respetarlas y apoyarlas en cada paso. ¡Disfruta de la aventura!

Post A Comment