Metodologia variada

16 Jun La importancia de variar la metodología en una clase

¿Quién le iba a decir a un medio alemán-medio sueco que acabaría en un aula dando formación en castellano? De pequeño quería ser o sí o sí psicólogo. Quería ayudar a la gente, facilitar algo en sus vidas, colaborar en su desarrollo personal y profesional pero él se veía a sí mismo en una consulta y no tanto sintiendo sus pies en el aula.

Matthias Beige, había empezado a estudiar Psicología en Alemania pero una razón realmente poderosa le hizo volar hacia nuestro país. Posiblemente la razón más poderosa que uno puede encontrar para cambiar algo en su vida: el AMOR.

Y se encontró acabando la carrera de Psicología, buscándose la vida entre mil y un trabajos, mientras cursaba un Master y sin darse apenas cuenta, en unos meses lo había fichado una empresa de formación de directivos. Matthias es capaz de aportar cada día esa capacidad de llegar hasta la excelencia de forma extraordinaria: la excelencia en sus formas, la excelencia en su trato, la excelencia en la imagen de la empresa, la excelencia en cada documento impreso y sin duda, la excelencia en buscar la metodología más variada para llegar a tocar de forma creativa a los alumnos.

¿Cuáles son esas claves que hacían de su metodología algo tan especial?

  1. El ingenio de crear desde la nada, desde el papel en blanco. Matthias es un genio de recoger mil y un detalles para después darles forma en experiencias para los alumnos que tocan de una forma muy fiel su realidad.
  2. La estrategia: es un estratega nato a la hora de buscar las fuentes perfectas. Por ejemplo, cuando hay que desarrollar en una formación de directivos una dinámica grupal, acude a libros que solo estén escritos en alemán. Esto le da una ventaja competitiva ya que difícilmente otro consultor español se maneje tan bien con el alemán para extraer la mejor parte de la actividad.
  3. La investigación: es capaz de investigar día a día, sin hacer una pausa en el camino. Esta actualización constante le permite ser consecuente con aquello que transmite y muy fiel a los últimos avances e investigaciones que se hayan realizado en su campo.
  4. Experimentos: es capaz de buscarse la vida hasta conseguir los objetos más extraños que te puedas imaginar y con ellos llega a hacer experimentos increíbles. Si tiene que llamar “al Hormiguero”, no lo duda, hace la llamada y con ello consigue la siguiente pista que al final le llevará hasta el objeto deseado.
  5. Videos, artículos, podcasts: lleva a cabo búsquedas tan precisas con las que siempre consigue encontrar esa canción perfecta, o un video que acaba de ser publicado o incluso una foto que todavía no ha visto prácticamente la luz.

Estas habilidades, recursos y estrategias orquestradas por una persona tan disciplinada y metódica consiguen crear una metodología variada, interesante, que se sale de lo habitual. Una metodología que deja con la boca abierta a muchos de sus alumnos, una metodología fascinante, que sorprende, que engancha y hace que el alumno desee volver un día tras otro a sus clases.

Con ello no hablo de alumnos pequeños, no me refiero a esos fantásticos pequeñines a los que cualquier experimento o actividad les llega a fascinar. Con ello a lo que me refiero es a esos alumnos adultos, gerentes de empresas, directivos, mandos intermedios a los que arrancarles una sonrisa o dejarles con la boca abierta, no es la tarea más sencilla del mundo.

Pero Matthias Beige, ese chico alto medio alemán-medio sueco, lo sabe hacer con una maestría sin igual. ¿No lo crees? Pues participa en una de sus clases y ya me dirás…

No Comments

Post A Comment