Lo mejor que puedes regalar a tus alumnos

lo mejor

31 May Lo mejor que puedes regalar a tus alumnos

Lo mejor que puedes regalar a tus alumnos

¿Te gustaría hacer un regalazo a tus alumnos? ¿Vas corto de dinero? Pues este no va a ser hoy tu problema. No vas a necesitar pedir ningún tipo de crédito. No vas a necesitar irte durante días de compras para encontrar algo que les “siente” realmente bien. Te aseguro que este regalo tendrá poco precio pero sí un enorme valor. Será un regalo que no se deteriora, que no se estropea, es más, si se cultiva llega incluso a crecer. Este regalo se llama “Kaizen”. No es un animalito al que tienes que alimentar, ni un juego japonés complicado sino más bien una filosofía de vida…

Hace unos meses compartí ese concepto contigo para que lo pudieras aplicar a ti mismo como docente. No sé si en aquel momento ya nos leías pero por si acaso te volveré a recordar el concepto:

“Kaizen (改善, ‘cambio a mejor’ o ‘mejora’ en japonés), se traduce en castellano como “mejora continua”. En el sector empresarial se utiliza como una metodología de calidad en la empresa y en el trabajo, tanto individual como colectivo. De alguna manera una frase que lo resumiría es la de: “¡Hoy mejor que ayer, mañana mejor que hoy!” y parte de la idea de que siempre es posible hacer mejor las cosas. En la cultura japonesa está implantado el concepto de que no debe pasar ningún día sin que hayas conseguido en algún aspecto de tu vida una cierta mejora”.

Pues el regalo sería enseñarles Kaizen personal a cada uno de nuestros alumnos. ¿Y por qué? En cada aula en la que tengo mis pies al lado de distintos alumnos, he comprobado una tendencia completamente arraigada en nuestra cultura: la competición. Es tan patente que muchos de mis alumnos llegan a pensar que el ser humano es competitivo por naturaleza. Y sí, yo no digo que no lo sea pero también es colaborador por naturaleza. En este caso no te hablaré de la tendencia del ser humano a cooperar, a colaborar por que sí, sino que analizaremos en más detalle el concepto de “competición”.

Sin duda, yo soy de las que defiende los beneficios de competir, de luchar, de perseguir sueños, de llegar a donde quieras llegar…¡pero no a cualquier precio! Sin darnos cuenta, muchas veces hemos enseñado un tipo de competición en la que lo importante es quedar por encima del otro, por delante, ganarle mientras él pierde. Y puede ser que esto nos permita estar vivos en momentos en que nuestra vida depende de ello pero el problema es que hemos enseñado a “competir a muerte” incluso en momentos en que hay suficientes recursos para todos.

Y entre todo ello, hemos olvidado enseñar la que desde mi punto de vista es la competición más potente, más significativa y que más nos empodera…

LA COMPETICIÓN CON UNO MISMO= KAIZEN PERSONAL

Pues de esto se trata justamente el regalo que te planteo, enséñales las bases del kaizen personal como la mejor competición que pueden aprender. Enséñales que si se lo proponen (y teniéndote a su lado) tus alumnos pueden ser hoy mejor de lo que fueron ayer y que mañana podrán ser todavía mejores.

Para ello necesitas trazar con cada uno de ellos un punto de mejora, un aspecto que esté en sus manos el poder cambiar. Cada alumno tendrá unos objetivos, unos sueños, unas ilusiones…¿por qué no ayudarle a competir consigo mismo para superar sus marcas?

Vamos a ver algunos ejemplos que se me ocurren en los que podrías ayudarles a superarse a sí mismos:

– Si le gusta la música, haz que aprenda a tocar una canción que antes no tocaba, una canción algo más complicada de las que ha tocado hasta el momento.

– Traza con él o ella un plan de acción para que mejore las notas de una materia que le guste o que simplemente necesite mejorar.

– Si le gusta el deporte, hazle competir consigo mismo: que mejore sus marcas en una carrera, el número de balones defendidos en un partido de fútbol o canastas en un partido de baloncesto.

– ¿Baila? Pues entonces que consiga dar una vuelta más de las habituales en un giro de salsa sin caerse o que incluso se apunte a una nueva modalidad de baile.

– Le gustaría mejorar sus idiomas: pues ayúdale a superar un examen de certificación de inglés, italiano, francés o el idioma que quiera estudiar.

– Si no dedica el tiempo suficiente a trabajar las materias, ayúdale a crear pautas para aumentar más minutos en una silla sacando provecho de sus horas de trabajo.

– Si su problema es la forma de comunicarse ayúdale a ver los beneficios de una nueva forma de comunicarse, ponle pequeños retos y aplaude sus mejoras.

– ¿Quiere viajar a un lugar especial del mundo? Pónselo fácil: hazle creer que es posible, que se trata solo de encontrar la información y recursos posibles y a partir de ahí investigar, investigar e investigar.

– Necesita dinero para montar uno de sus objetivos: dale opciones para que pueda darle vida a ese objetivo, para que recorra poco a poco pequeños pasos que le aproximen al mismo.

Es posible que ni tú mismo sepas cómo trazar el plan de acción perfecto para conseguir que compita consigo mismo, que mejore sus marcas o consiga sus objetivos pero el simple hecho de estar a su lado, aumenta la probabilidad de que se centre en competir consigo mismo y no con sus compañeros.

La próxima semana te propondré un plan de acción adaptado para que les ayudes a avanzar en ese Kaizen personal. Hasta ese momento podrías buscar a uno de esos alumnos con el que empezar a trazar el kaizen personal.

Reme Egea_Formación para docentes

Reme Egea

Maestra de Educación Física, Formadora en Habilidades Directivas y Gestión de Equipos, Psicóloga, Creadora del proyecto Train The Trainers, Conferenciante, consultora y socia de Proformación S.L.

Reme es una de esas atrevidas aventureras, de las que luchan por los sueños, una de esas apasionadas que nunca tira la toalla.

No Comments

Post A Comment