Palabras mágicas para presentarte el primer día de clase

08 Sep Palabras mágicas para presentarte el primer día de clase

Muchas veces se nos olvida que las primeras experiencias, los primeros minutos, los inicios, se nos quedan grabados en la memoria de una forma increíble. Por eso, compartiré contigo las palabras con las que creo que puedes iniciar una formación o un curso y marcar la diferencia.

 

1. SALUDO: Este primer saludo o palabras tendrán como característica esencial una bonita sonrisa y una ligera inclinación de cabeza.

«Buenos días a todos».

 

2. HACERLES PROTAGONISTAS: Y a partir de ese momento inicial puedes darle la palabra a los verdaderos protagonistas de este curso, ellos, tus alumnos. Uno a uno, se pueden ir presentando mientras tomas nota de toda esa información, mostrando que estás atento y te interesa cada idea que comparten contigo.

«Antes que nada, me gustaría saber quiénes van a ser mis maestros este curso. Si os parece bien cada uno me podrías decir cuál es vuestro nombre, una de vuestras aficiones y qué esperáis de mi a lo largo de este curso (o formación)».

 

3. PRESENTARTE A TI MISMO: para crear un ambiente de igualdad, de cercanía y respeto, puedes presentarte a ti mismo, contarles alguna de tus aficiones, tus ilusiones, hablarles de tu experiencia, de tus motivaciones para desarrollar esta profesión o de cualquier tema que te acerque a ellos y que te coloque al mismo nivel como ser humano.

“Mi nombre es…………

Al igual que me habéis contado vosotros yo también tengo aficiones o cosas que me gusta hacer en mi tiempo libre. Si tuviera que hablaros de una de mis aficiones elegiría…………. Lo que me gusta tanto de este afición es………..

¿Y por qué me dedico a ser maestro (o profesor, formador, entrenador, educador o como prefieras llamarte)?.Pues lo que más me apasiona de este trabajo es……..”.

 

4. EXPECTATIVAS SOBRE ELLOS: Igual que ellos tendrán expectativas sobre ti que vale la pena conocer, también es útil que conozcan las tuyas como profesional y como persona. Aquí te planteo algunas de aquellas que yo comparto con mis alumnos por si te resultan útiles.

“¿Y qué espero de vosotros? Pues la verdad es que espero un montón de cosas porque estoy seguro/a de que podéis cumplir todos y cada uno de mis deseos:

– Espero que seáis mis maestros y me hagáis aprender sobre mil cosas que no sé.

– Espero que esta aula sea un espacio en el que trabajemos duro, en el que nos esforzaremos todos por dar lo mejor de nosotros mismos. Será un espacio en el que siempre intentaré premiar no solo los resultados, sino también el esfuerzo y cada intento que hagáis por mejorar.

– Espero que disfrutemos mucho de estas clases. Que el trabajo duro no nos impida ni un solo día disfrutar, reírnos, sentirnos a gusto en esta aula.

– Espero que crezcáis como seres humanos en todo aquello que os pueda aportar cualquiera de vuestros compañeros y compañeras, y también yo misma.

– Y espero acabar el curso diciendo que sois el mejor grupo con el que he trabajado hasta este momento de mi vida”.

 

5. NORMAS: Es importante también desde el inicio crear unas normas o reglas de juego que nos permitan trabajar en el aula desde el respeto, la eficacia y la cercanía. Para ello nos puede ser útil establecerles desde el principio de forma consensuada.

“Espero que construyamos entre todos las normas, unas reglas que faciliten el respeto al 100% unos con otros. Normas justas, realistas, consensuadas, que nos permitan sacar el máximo partido al tiempo que vamos a pasar juntos”.

 

6. EL GRAN OBJETIVO: Compartir con ellos un sentido más amplio de la educación y la formación, un objetivo que permita mejorar sus vidas y con ello el mundo en el que vivimos.

“No me importa solamente que al final de curso hayáis alcanzado los conocimientos requeridos, sino que lo que más me importa es ayudaros a mejorar día a día como personas: a que seáis integros, con valores, con capacidad de decidir por vosotros mismos, críticos, humanos porque justamente eso es lo que después en vuestra vida os permitirá ser felices.

Con esto queda inaugurado nuestro curso, una experiencia que os prometo que nunca vais a olvidar…”

 

P.D. Y a partir de ahí… ¡te toca cumplirlo!

 

10 Comments
  • Alicia Mafé Laguna
    Posted at 20:58h, 05 septiembre Responder

    Lo pongo en pràctica el pròximo lunes dia 11

  • conlospiesenelaula
    Posted at 13:26h, 07 septiembre Responder

    Genial Alicia, nos encantará que nos cuentes tu experiencia. ¡Estamos deseando leerte! 😉

  • Daniel Álvarez
    Posted at 12:32h, 06 septiembre Responder

    Mil gracias por el post. Como profe supernovato me viene genial para este miércoles.
    Al igual que Alicia, os contaré cómo salió.
    Un abrazo-

    • conlospiesenelaula
      Posted at 21:38h, 18 septiembre Responder

      Daniel, cuéntanos ¿cómo fue?
      Estamos seguros de que fue y está siendo un éxito.
      Un abrazo y gracias por leernos (y comentar) 😉

  • Jose Luis yomona Perales
    Posted at 23:55h, 12 agosto Responder

    Muy buen. Consejo me ayudaron bastante a escribir mi discurso para poder presentarme. Con mis alumnos en mis clases virtuales, ahora si iré a enseñarles con mucha tranquilidad mil graciassss

    • Reme Egea
      Posted at 17:59h, 13 agosto Responder

      Muchas gracias José Luis!!! Nos encanta escuchar esto puesto que al fin y al cabo escribo para que os sea útil a otras personas y podamos cambiar pasito a pasito el mundo de la Educación.

  • Silvia Ro
    Posted at 21:17h, 07 septiembre Responder

    ¡Hola! Voy a empezar a dar clase a alumnos de FP Básica, hay de todo tipo, hay alumnos que vienen de centros de menores y que no muestran ningún interés por la enseñanza, ¿algún consejo? Gracias.

    • Reme Egea
      Posted at 12:25h, 08 septiembre Responder

      Claro que sí Silvia, hay varias cosas que te pueden ayudar a ganarte poco a poco a estos alumnos:

      – No te preocupes por el hecho de que no muestren al principio ningún interés por «la enseñanza», consigue que el interés al menos lo tengan por ti, que te concedan su atención. Esto se puede conseguir dándoles antes mucho antes de recibir. Te digo algunas formas para conseguirlo:
      1. Preocúpate por ellos no como grupos sino individualmente por cada uno de ellos.
      2. Descubre sus motivaciones, aficiones, objetivos, encuentra con cada uno de ellos algo de lo que les guste hablar.
      3. Utiliza alguna de tus pausas o tiempo libre para observarles, para acercarte a ellos de forma respetuosa.
      4. Reconoce en privado cualquier paso que den en positivo.
      5. Llega cada día y demuéstrales que te apasiona lo que haces, que estás ahí porque lo has elegido tú y porque es lo que más feliz te hace en la vida. Que vean en ti que es un disfrute y no un trabajo.

      Empieza a probar alguna de estas pautas y cuéntanos qué tal te van funcionando…

  • Fernando García
    Posted at 21:58h, 01 octubre Responder

    Me encanta!! Mañana lo pongo en práctica en mi clase de informática orientada al turismo operativo! Muchas gracias por compartirlo!!

    • Reme Egea
      Posted at 23:06h, 01 octubre Responder

      Hola Fernando!! Nos encantará saber si te ha funcionado!!

Post A Comment