21 Jun Educando ¡Vamos a saltarnos las normas!

Educando…¡Vamos a saltarnos las normas!

Hace unos días celebramos el primer año en el que he tenido los pies en la misma aula que Leone y Giorgio, esa aula que es la vida. Los invitados a su cumple recibieron un vídeo en el que ellos invitaban a los amigos y a la familia. El vídeo en palabras de ellos decía así:

“Patapapatatata”.

Creo que el mensaje quedaba claro pero por si no se entendía, les envié por wassap la traducción del mismo:

“¿Nos habéis entendido? Somos Giorgio y Leone. Lo que queríamos deciros es que el jueves día 14…¡cumplimos un año!

Nos encantaría que lo celebrarais con nosotros. Será un cumple especial: “un cumple SIN REGALOS”. Igual te suena raro pero es que en nuestra familia somos un poco raros. Jajaja!.

De verdad, os pedimos que no traigáis ningún regalo material (tenemos demasiadas cosas). Aunque sí que podéis traernos algo: cantarnos una canción, bailar con nosotros, contarnos un cuento, cogernos en brazos o hacernos reír que es el regalo que más nos gusta de la vida”.

 

REACCIONES ANTE PETICIONES EXTRAÑAS 😉

Esto produjo varias reacciones entre los que lo recibieron:

– Extrañez al sentir que podrías no haber entendido el wassap correctamente.

– Ganas de saltarse la norma: ante esta posible respuesta, yo les condicionaba diciendo que otras  personas no se sentirían bien si eran las únicas en llegar sin regalos materiales.

– Cuestionar si es lo apropiado para los dos niños porque ellos “se merecen” tener algo en su cumple.

– O simplemente una de las reacciones más bonitas (y a la vez no tan habituales) de uno de mis compañeros de trabajo que simplemente contestaba: “Genial. A ver si nos aprendemos la coreografía…!!! Jejejeje!!.

Al fin y al cabo es normal que se produzcan estas reacciones porque choca con normas de educación y respeto que hemos desarrollado a lo largo de nuestra vida. Porque claro… ¿cómo vas a llegar a un cumple con las manos vacías?

 

MIS MOTIVOS

No creo que para todo se necesitan motivos. Hay muchas cosas que puedes hacer de una forma u otra porque simplemente  te da la gana pero en este caso tengo mis motivos que al fin y al cabo suponen tener los pies tocando realmente la misma aula que ellos. Estos son mis motivos:

– Que se atrevan a saltarse normas sin darle tanto valor al “qué dirán”.

– No quiero que los amigos y familiares invitados tenga que preocuparse de dónde ir a comprar, de qué precio, de si el regalo encajará o no encajará… Tan solo quiero que se pongan guapos para venir un ratito de fiesta.

– Quiero que Giorgio y Leone aprendan a querer y disfrutar de los amigos sin pedir nada a cambio, tan solo a disfrutar.

– Pero hay otro motivo superior, un motivo que llevo observando más de 365 días en su forma de tener los pies en este mundo:

…Les observo cada día y antes de pedir grandes juguetes, prefieren chapas de metal, de plástico, botellas vacías o piedras.

…Les observo cada día y antes de pedir chapas de metal, de plástico, botellas vacías o piedras, prefieren canciones y bailes.

…Les observo  cada día y veo que antes de pedir canciones y bailes prefieren abrazos, y besos, que los lleves a upa y que les arranques las mayores carcajadas…

¿Por qué no pedir lo que ellos realmente quieren aunque tengas que saltarte las normas?

Quizás te interese:

Reme Egea_Formación para docentes

Reme Egea

Maestra de Educación Física, Formadora en Habilidades Directivas y Gestión de Equipos, Psicóloga, Creadora del proyecto Train The Trainers, Conferenciante, consultora y socia de Proformación S.L.

Reme es una de esas atrevidas aventureras, de las que luchan por los sueños, una de esas apasionadas que nunca tira la toalla.

No Comments

Post A Comment