21 Feb Secretos para ser un docente extraordinario – Secreto 4

Secretos para ser un docente extraordinario – Secreto 4

Esta semana tenemos un nuevo secreto para ti, uno de esos secretos que aplicamos en nuestro hacer cada día en las aulas y que nos ha permitido distinguirnos de muchos profesores que han compartido las vidas de nuestros alumnos.

Vamos a por este cuarto secreto…

Nuestros alumnos, son alumnos de por vida. Desde el día que los conocemos, se convierten en alumnos (y profesores nuestros) para SIEMPRE.

Esta es una de las cosas que más nos ha servido para marcar la diferencia en un aula. Habitualmente tenemos contratos temporales donde hay un límite de tiempo: una hora a la que empieza tu jornada y una hora a la que acaba. Ser excelente en esta profesión implica una capacidad de compartir extraordinaria. No se trata solo de compartir un gesto, una palabra, un objeto o incluso algo de tu dinero, sino muchas veces llegas a compartir eso que es imposible que recuperes: tu tiempo.

¿Cuándo empieza o acaba nuestro horario? Según algunas formaciones o contratos dicen que la formación por ejemplo será el jueves de esta semana y el martes y jueves de la próxima. Según la Fundación estatal de Empleo el horario será de 9 a 13 horas…¡pero no es cierto! Te pongo un ejemplo de una formación por ejemplo de trabajo en equipo:

– Nuestro horario empieza ese día en el que el gerente de esa empresa o su director/a de RRHH, te pone al tanto con un correo o una llamada de que necesitan una formación (y ayuda para solucionar algo en uno de sus equipos de trabajo).

– Continúa cuando te reúnes con varias personas de la empresa para ver qué es lo que realmente necesitan.

– Continúa el día en que vas a su empresa, te metes entre sus espacios para ver qué se siente, qué ruidos o músicas se escuchan, qué separación hay entre las personas, qué cantidad de luz, a qué huele el espacio.

– Continúa en la soledad del papel en blanco cuando intentas diseñar dónde quieres llegar con esta formación.

– Continúa mientras construyes materiales específicos, con todos los detalles y adaptaciones para que el alumno sienta que trataste su puesto de trabajo con respeto.

– Continúa cuando esa mañana te levantas, te arreglas y piensas qué ponerte para la ocasión…¡es más que ir a una boda!

– Continúa cuando estás en el aula media hora antes montando todos y cada uno de los detalles que te ayudarán a recibir a tus alumnos.

– Continúa, evidentemente, en esas cuatro horitas que compartís en presencia dentro del aula.

– Continúa cuando el alumno se queda tiempo después para preguntarte cosas específicas, temas surgidos que le preocupan y de los que quiere tener más información.

– Continúa cuando te vas a casa ese día pensando en los problemas que te ha planteado el alumno y viendo estrategias que le darás el próximo día para resolver sus dudas, sus problemáticas.

– Continúa cuando entre distintas sesiones de la formación vuelves a hacer cambios y más cambios en los timings para que le encajen a cada alumno y cubran sus necesidades.

– Continúa ese último día en el que algunos se quedan para compartir contigo todo lo que esto les ha aportado.

– Y continúa cuando les dices: “para nosotros sois alumnos y maestros de por vida. Estaremos a un solo mail de distancia para aquello en lo que os podamos ayudar!

– Y continuará hasta el infinito y más allá…

Sé que a veces no es fácil, porque cada año puede haber más de 4000 alumnos que aumentan nuestras listas de maestros y alumnos de por vida, pero sin duda, vale la pena intentarlo

 

Quizás te interese:

Secretos para ser un docente extraordinario – Secreto 1

Secretos para ser un docente extraordinario – Secreto 2

Secretos para ser un docente extraordinario – Secreto 3

Reme Egea_Formación para docentes

Reme Egea

Maestra de Educación Física, Formadora en Habilidades Directivas y Gestión de Equipos, Psicóloga, Creadora del proyecto Train The Trainers, Conferenciante, consultora y socia de Proformación S.L.

Reme es una de esas atrevidas aventureras, de las que luchan por los sueños, una de esas apasionadas que nunca tira la toalla.

18 Comments

Post A Comment