20 Jun Segunda carta para ellos

Queridos Giorgio y Leone:

Tengo la sensación de que fue ayer mismo cuando os escribí una carta, y en un cerrar y abrir de ojos ya han pasado 365 días. Continúo diciendo que no sois “ellos”, ni los “mellizos”, ni los “bebes” sino Giorgio y Leone con todos vuestros gustos, diferencias, peculiaridades, con todos y cada uno de vuestros momentos y con toda esa individualidad que os hace tan únicos.

Me encantaría deciros lo que os quiero con palabras pero a veces un post no da para tanto con lo que siempre nos quedan las miradas, las sonrisas y todos los momentos especiales que compartimos juntos.

Os tengo que confesar que no sé si estoy haciendo bien mi rol de “mamá” (alguna gente dice que en distintos puntos me equivoco), pero sé que le pongo empeño, ganas e ilusión cada día desde que me levanto hasta que cerráis los ojos cada noche. 

A veces me dicen que tendría que haber conseguido que ya os durmierais solos, pero de momento no me preocupa equivocarme. Giorgio, verte cerrar poco a poco los ojos cada noche abrazado a mí, tocando mi piel y con esa mirada de profundo agradecimiento, paga cualquier equivocación al respecto. Leone, verte colocar los cojines en la parte derecha del sofá, señalarme cuál es mi lado y pedirme “Stand by me” y “Vida” (cada noche me pide esas canciones) para escuchar a mi lado mientras acaricias a tu futura hermanita, me devuelve la energía que he utilizado durante todo el día. Lo sé, igual me equivoco y no os hace bien, pero la sensación de protección, cariño y agradecimiento con la que os dormís cada noche, creo que algo os aportará.

Sé que igual me equivoco al no dejaros televisión encendida, o tablets o móviles para ver dibujos, lo sé. Pero de momento me encanta veros trepar por los sofás, saltar, bailar, aburriros con un juego y pasar a otro, pintar 22 segundos a mi lado para después tocar el tambor, pedirme un cuento y levantaros antes de que lo empiece. No estoy segura pero creo que esto os da una vida y una energía que no podría daros ninguna pantalla.

Sé que igual me equivoco al no levantaros del suelo cuando caéis. Pero habéis aprendido a hacerlo con tanta rapidez y valentía, que creo que no me necesitáis para ello. Siempre os pregunto cómo estáis, y os miro, y estoy a vuestro lado, incluso a veces os dejo mi mano al alcance, pero creo que el mantenerme al margen os ha hecho creer que en la vida podréis caer 100 veces y levantaros 101, por lo que tampoco me arrepiento.

Sé que igual me equivoco cuando os celebro un cumpleaños “sin regalos” pero me he encontrado con que los invitados acaban llegando con las manos llenas de mucho cariño, de muchos sentimientos, de un amor hacia vosotros dos que pocas veces he visto, llegan cargados de abrazos, de risas, de ganas de compartir con vosotros un tiempo precioso. Lo sé, no habréis tenido tantos regalos como otros niños, pero a cariño y a abrazos salís ganando.

Sé que igual me equivoco en estas y mil cosas más pero tener siempre presente que lo hago desde el querer a más no poder.

Y desde ahí quiero daros las gracias por todo lo que este año me habéis vuelto a regalar: vuestras risas que son la mejor melodía de mi día, los abrazos cargados de enamoramiento cuando os recojo cada tarde de la guardería, la mirada que me regaláis cada noche antes de cerrar los ojos, los primeros “mami” o “mamá”, los segundos, los terceros y cada vez que lo pronunciáis, vuestros besos, cada momento en el que me metéis en vuestro juego y a los dos segundos me dejáis fuera, vuestras primeras canciones, vuestra emoción cuando veis aparecer de sorpresa la tarta de cumpleaños, vuestra complicidad y silencio cada vez que estáis haciendo una trastada, vuestras rabietas que hacen crecer cada día mi paciencia, vuestra pasión por aprender…y sobretodo gracias por hacerme sentir que sois lo mejor con lo que puede empezar un día y lo mejor con lo que puede acabar.

Leone, I love you baby, turururururu!

Giorgio, I love you baby, turururururu! 

¡Feliz segundo cumpleaños!

Quizás te interese:

Carta para ellos

¿Qué significa educar?

Educando ¡Vamos a saltarnos las normas!

Reme Egea_Formación para docentes

Reme Egea

Maestra de Educación Física, Formadora en Habilidades Directivas y Gestión de Equipos, Psicóloga, Creadora del proyecto Train The Trainers, Conferenciante, consultora y socia de Proformación S.L.

Reme es una de esas atrevidas aventureras, de las que luchan por los sueños, una de esas apasionadas que nunca tira la toalla.

No Comments

Post A Comment