Secretos para ser un docente extraordinario - Secreto 2

31 Ene Secretos para ser un docente extraordinario – Secreto 2

Son muchos los secretos que hacen que unos docentes, formadores o maestros destaquen sobre otros. Suelen ser ese tipo de personas que cuando pasan por tu vida, dejan tanto de sí mismos que tú ya no vuelves a ser la misma persona sino que cambias, maduras, creces y aprendes.

Hoy veremos un segundo secreto que les distingue…

 Un docente extraordinario tiene la absoluta convicción de que puede cambiar la vida de cada uno de sus alumnos para bien… ¡y para mal!

Como tantas veces he dicho, en toda mi formación como maestra de Educación Física, nunca me encontré con un profesor o profesora que nos hiciera entender realmente qué significaba tener la vida de los alumnos en nuestras manos. Con el tiempo, y mientras mis pies han tocado muchas aulas he ido aprendiendo que lo que digas, lo que hagas, lo que sientas, influirá en la vida de tus alumnos. Te pongo varios ejemplos:

– DIGAS: hay muy distintas frases que he escuchado en un aula que sin duda habrán marcado la vida de quienes las escucharon un día tras otro. Frases como éstas: “Con las veces que te lo he explicado y todavía no lo pillas”, Estás totalmente equivocado”, “Si todos pusieran tus ganas, la clase estaría vacía”, “Me habéis decepcionado”.

– HAGAS: hay miles de acciones que sin hablar son procesadas por nuestros alumnos y el sentido que le dan no suele ser muy positivo. Acciones como éstas: Soplido en el que coges aire para no perder los nervios, no escuchar atentamente mientras te cuentan algo muy importante, dar la clase sin mirar a alguien, no escuchar sus puntos de vista, etc.

– SIENTAS: A veces pensamos que los sentires no son visibles para ellos, pero justamente la sensibilidad de nuestros alumnos es capaz de captar todos esos sentimientos que expresamos sin hablar. Aunque no lo creas son perfectamente capaces de distinguir tu cara de “Otra vez aquí en estas aulas”, “Otra vez lunes”, “Ya está interviniendo el pesado de turno”, “Qué rabia que se acabaron las vacaciones”, y un largo etcétera de emociones no demasiado agradables para ellos.

Pero la parte bonita de este secreto es que todo lo que digas, hagas y sientas puede también cambiarles la vida para bien, y mucho más para bien de lo que tú llegas a pensar. Te pongo un ejemplo. Hay personas que se pueden encontrar inmersos en distintos tipos de situaciones en su vida:

– Ya les han dicho otros profesores que no van a llegar muy lejos.

– Les machacan sus propios compañeros de clase.

– No tienen demasiado apoyo fuera: tienen hermanos que son lumbreras, o tienen padres que les atienden cada vez que hacen algo incorrecto, o incluso vidas muy pobres emocionalmente donde no reciben un reconocimiento desde hace años.

Pero de repente ese alumno se puede encontrar contigo: una persona a la que le apetece realmente escucharle, investigar con sutileza cuáles son sus miedos, sus debilidades, todo aquello que le preocupa. Y posiblemente le miras con ojos distintos a cómo hace el mundo porque tienes la capacidad de no contaminar la realidad con toda la historia que arrastra. Y le hablas con respeto, pero de tú a tú, demostrándole que confías plenamente en todo su potencial. Y de repente le pides ayuda para una de las tareas de clase, recordándole lo capaz y competente que lo ves en ese punto…y sin darte cuenta se produce la magia. De repente ese alumno, tiene un espejo diferente en el que mirarse, un espejo en el que encuentra una persona que está dispuesto a luchar por él o ella. Y sin más, le cambias la vida para siempre.

Es posible que incluso lo hayas hecho así sin darte cuenta…

 

Reme Egea_Formación para docentes

Reme Egea

Maestra de Educación Física, Formadora en Habilidades Directivas y Gestión de Equipos, Psicóloga, Creadora del proyecto Train The Trainers, Conferenciante, consultora y socia de Proformación S.L.

Reme es una de esas atrevidas aventureras, de las que luchan por los sueños, una de esas apasionadas que nunca tira la toalla.

No Comments

Post A Comment